DESDE EL 7 DE FEBRERO HASTA EL 15 DE MARZO PUEDES VOTARME EN EL CONCURSO DE POST 2009 YDB

Vota en el Concurso de Posts 2009 YdB Desde aquí os animo a participar en las votaciones, cliqueando en la anterior imagen. Yo participo personalmente con tres de mis post, pero os aseguro que disfrutareis con decenas de excelentes trabajos. Todos ellos los podréis encontrar en este enlace. Os doy las gracias a todos.
............................... ............................... ............................... ...............................

miércoles

Secuestro Express




Foto: Maniatado - Por Kosedu


No recordaba quién era, ni cómo pudo llegar hasta allí. No conseguía recordar nada. Lo mantenían maniatado a un sillón: esa era la única realidad de la que creía ser consciente en aquella habitación sin luz. Intentaba razonar; tenía que razonar... Buscar algún motivo que pudiera justificar aquel claustrofóbico sinsentido. Pero no conseguía recuperar ninguna información que vertiera algo de luz sobre su inmediato pasado. Estaba confuso; y sus ideas, a modo de caótico flashback, terminaban agolpándose en su memoria como si quisieran salir apresuradamente por la boca de un embudo. ¡Dios, como le dolía la cabeza! Alguna droga, pensó... Sí, han debido forzarme a ingerir alguna droga. Eso debió ser. Por eso se encontraba tan débil, como si su cuerpo fuera completamente ajeno a las órdenes que el cerebro se obstinaba en dictarle. Y además se sentía húmedo. Húmedo y sucio... El miedo, a veces, juega estas malas pasadas. Creyó escuchar unos pasos firmes que se acercaban hasta aquella habitación. Permanecería quieto y en silencio, aguardando el momento preciso para defenderse y poder huir. Alguien libera una de sus manos: es el momento de actuar. Se abalanza sobre aquella difuminada figura, forcejean y consigue arañarla en la cara. Su improvisación ha merecido un castigo: vuelven a atar sus muñecas. ¡Dios mio! ¿Nunca acabará esta maldita pesadilla?

La joven captora, sangrando, se aleja hasta un cuarto de aseo contiguo. Solloza, mientras revuelve su neceser buscando unas gasas con las que cubrir la herida de su rostro. Saca el móvil de su bolsillo y realiza una llamada. Su interlocutor escucha paciente cómo le increpa a voces, que ya no puede soportar más esta situación, que hay que sacar a aquel hombre de allí.

Carla siempre presumió de su gran entereza mental: jamás le había desbordado ninguna situación límite. Por eso concluyó que estaba preparada para controlar aquel nuevo desafío. Su rostro, desencajado, aparenta más edad de la que realmente merece. Su humor ha cambiado en todo este tiempo. En realidad nada es igual desde hace tres años: justo a partir de aquel instante en que a su suegro le diagnosticaron aquella maldita enfermedad de Alzheimer.
























128 comentarios:

Fabia dijo...

Mi querido Onminayas, me alegro mucho de que vuelvas. Aunque se ve triteza en tu vuelta, bueno o tal vez no sea tristeza si no mas bien ¿ganas de compartir algo especial?. Pues sea lo que sea la razón que te animó a volver, aqui estoy yo para leer lo que tú me quieras contar, porque lo cuantas de una forma que inevitablemente toca el corazón.
Bienvenido, besinos dulces.

Daniela dijo...

No sé porqué, pero me quedo con la impresión de que el viejo se curará, recuperará la memoria, incluso regresará a ser joven otra vez...

¡Saludos!

Hollie A. Deschanel dijo...

El alzheímer es muy difícil de vivir de cerca...

Muaks!

Katy dijo...

Hola Onminayas, que calladito te lo tenías. Que alegría que te animaras a escribir de nuevo. Muy buena la narración. Me ha encantado el final inesperado.
Aunque el relato es triste ciertamente obedece a la realidad. Así es de cruel esta enfermedad.
Un abrazo y me alegra que estés!!!

Sol dijo...

Es una realidad triste, pero siempre debemos darle un poco de optimismo a las cosas... aunque causen dolor, no te dejes sumergir en el.. no dejes que se quede a vivir en tu casa...
Un realto muy bueno, me alegro, y ya te lo dije antes que estes de nuevo!!!
Muchos mas besos hoy, llenotes de luz para ti!!!

POLIDORI dijo...

Hola Onminayas,

Me alegro mucho de volver a leerte. Veo que has vuelto con las pilas a tope.

Gran final.




John W.

fher dijo...

Hola amigo!! Celebro tu regreso!! Triste relato pero, como ya han dicho por acá, muy real.
A mi esta enfermedad me toco un poco de creca, la madre de mi mejor amigo la padecía y sinceramente es muy duro lo que se vive.

Un abrazo y gracias por volver!!

fher dijo...

Hola amigo!! Celebro tu regreso!! Triste relato pero, como ya han dicho por acá, muy real.
A mi esta enfermedad me toco un poco de creca, la madre de mi mejor amigo la padecía y sinceramente es muy duro lo que se vive.

Un abrazo y gracias por volver!!

Silencios dijo...

Te diría que estoy contentilla por leerte ..... pero es más, estoy Feliz.

Llegas y nos tocas la fibra. Sé que es muy dolorosa y complicada, está situación por la que atraviesan millones de personas en todo el mundo.
La he vivido, y no existe algo más desgarrador que entender que ni siquiera eres un rostro para ellos.

ONMI, más ausencias, NO, por favor.
Que me duele el corazón.

Un Beso de Caramelo

Susurros Mortales dijo...

Bienvenido de nuevo, se te echaba de menos, me alegra mucho que hayas vuelto. Siempre es un placer leerte aunque en ocasiones sean cosas tan tristes como esta enfermedad.

Besitos.

Onminayas dijo...

Hola, Fabia.

No, no es que estuviera especialmente triste... Es una entrada que tenía pendiente cuando tuve que hacer este pequeño paréntesis de tres semanas. Bueno, es una realidad que está ahí y que la vivo a diario personal y laboralmente.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Daniela y bienvenida a mi espacio.

Ojalá sea como tú dices. La ciencia está avanzando mucho últimamente para esta ingrata enfermedad.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Hollie y bienvenida a mi rincón.

Ciertamente es algo que no llega a entender más que el que por desgracia la vive de cerca.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Katy.

Gracias por tus gentiles palabras. Mientras hablabamos esta mañana de nuestro común amigo Groucho, andaba dando los últimos toques a este post.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Sol.

Todas las enfermedades deben afrontarse desde el punto de vista más esperanzador. Pero la verdad que esta es una realidad muy, pero que muy desgarradora.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Polidori.

¿Sufren de enfermedades los vampiros? ¿Su calidad de "no muertos" les exime de ello? Pura curiosidad, jajajaja...

Un abrazo.

Alejandro dijo...

Una realidad que golpea duro y de la que no nos salvamos, por ahora de haberla vivido con nuestros padres, con el tiempo la conoceremos cara a cara.
Me impactaron el video y el texto.

Ale

Onminayas dijo...

Hola, Fher.

Es así, amigo: hay que vivirla muy de cerca para tener conciencia de hasta dónde llega su alcance...

Un abrazo.

Onminayas dijo...

Hola, Silencios.

Eres una suerte de Hada para mí. No dejes nunca de serlo.


Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Susurros.

No me olvido de las deudas. Aunque contigo ya se me están amontonando, jajajaja...

Besos.

PD: quizás tú sepas contestar mejor a las preguntas que le he lanzado a Polidori.

Abismo dijo...

Difícil situación la que nos narras aquí... y por desgracia habitual en muchas casas!

Siempre impecable en tus relatos

Besos desde el abismo

(pd: bieeeeeeeeeeen, me alegro de leerte de nuevo -lease a voz en grito)

Onminayas dijo...

Hola, Alejandro.

Esperemos que esta realidad que nos ha tocado vivir con nuestros mayores hoy en día esté resuelta, si no para no nosotros, para el día de mañana de nuestros hijos.

Un abrazo.

Onminayas dijo...

Hola, Abismo.

Créeme que soy yo quién me alegro de poder volver a encontrarme con vosotros. Este tiempo os he echado mucho, pero que mucho de menos. Pero tenía que ser así.

Besos.

Vir dijo...

no solo volviste, sino volviste con un relato excepcional que tiene todo lo que hay que tener y que a más de uno no n os es ajena por personas que conocemos con estos problemas y por el solo hecho de pensar que no estamos exentos de que nos pase.


dos alegrías inmensas he tenido esta mañana
onminayas nuevamente aquí
y otro blogger de tus tierras que también decidió regresar.

GRACIAS , sinceramente se te extrañaba

beso feliz
mucho

vuelo de hada... dijo...

Como tu lo dices esta ingrata enfermedad, es dfícil para quein la sufre sobrellevarla y para quienes estans a su lado porque también al mismo tiempo sufren por no poder hacer nada.
Me gusto mucho el realto que hiciste.
Un abrazo

Onminayas dijo...

Hola, Vir.

Una realidad que, para aquellos que no es ajena, sólo nombrarla impone.

Como no me cansaré de repetiros, tu alegría es más que compartida.

Besos.

Gabriela Maiorano dijo...

Hola Onmi!! Qué bueno volver a leerte!! Muy emotivo el post, tanto lo que escribiste como el video. Es una enfermedad muy dura, aquí se hizo una pulícula buenísima "El hijo de la novia" sobre este tema.
Besosss

Onminayas dijo...

Hola, Vuelo de Hada, y bienvenida a mi casa.

Los que están viviendo el día a día de estos pacientes pueden, en realidad, hacer mucho: el mejor tratamiento demostrado es el amor... El amor lleva implícito la paciencia. Sé que es fácil decirlo, pero la realidad es así.

Besos.

laMar dijo...

¡¡¡¡Has vuelto!!! ¡¡¡Gracias!!!
Duro relato, durísimo. Solo las personas cercanas a quien la padece lo saben. Y por mucho amor que haya nunca es suficiente, por que esta enfermedad no se cura con amor lamentablemente. Sufre quien la padece y de eso no tengo ninguna duda pero los que están cerca sufren lo insufrible. Ojalá el tiempo encuentre, si no la cura, por lo menos algo que ayude a las familias a ayudar sin sufrir a quien la padece.
Un abrazo enorme

Onminayas dijo...

Hola, Gabi.

Pues gracias por la información, que no conocía esta película de la que hablas. Cada día que hablamos aprendo algo nuevo de ti.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, LaMar.

Yo confío, es más, estoy seguro de que la investigación dará muy buenos frutos en este campo. Tengamos confianza.

Muchos besos.

.astrid dijo...

Impresionante, como siempre. Te echaba de menos, señor Onminayas :) Tus palabras, aunque traten temas tan tristes y duros como el Alzehimer, siempre me reconfortan. Como una nana para hacer dormir.

.un muáh grande para ti, mi creador de sueños y visionario de realidades. Espero que te quedes, como egoísta que soy, mucho por aquí ahora ;)

Pluma Roja dijo...

Hola Omni, Gusto volver a leerte, no sabía que te habías ausentado. Bienvenido y que sea para siempre.

Un saludo cordial, amigo

Hasta pronto.

Geles Calderón dijo...

Un beso, Onminayas!

Nefertiti dijo...

Una entrada dura, al igual que la enfermedad. ES triste no recordar el dia de tu boda, el nacimiento de un hijo, etc......
Besosssssssssss

Onminayas dijo...

Hola, Astrid.

Gracias por todos los piropos que me has echado... Pues yo también espero complacerte, y estar por aquí... Aunque no sea con la frecuencia que yo quisiera.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Pluma Roja.

Muchas gracias por tu visita.

Besos.

Elena dijo...

Me he alegrado tanto, tanto de vuelta que no se ni que decir.

Que me ha encantado esta entrada, que está llena de tristeza pero también de ternura y de un puntito de desesperación...

Me da miedo esa enfermedad. Me da pavor. Porque creo que no hay nada peor que perder tu identidad, dejar de ser tú, tu esencia, para convertirte en un desconocido que nada tiene que ver con lo que fuiste.

Porque ha de ser terrible ver cómo se deslizan entre nuestros dedos, como si fuesen agua, una de las cosas más preciosas y preciadas que tenemos: los recuerdos.

Un beso inmenso. Gracias por regresar a tu rincón que es un poquito ya nuestro también.

Onminayas dijo...

Hola, Geles.

Lo multiplico por mil y te los reenvío en un mágico soplo...

Un abrazo grande, Geles.

Onminayas dijo...

Hola, Nefertiti.

Una entrada muy dura, sin duda. No es ya no recordar fechas ni lugares... Es no reconocer siquiera al señor ese extraño que te encuentras a diario cuando te miras al espejo. Esto si que es duro.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Elena.

Es terrible, Elena; ciertamente es terrible... Ir perdiendo, paulatinamente, todo aquello que hemos ido atesorando durante años: lo mejor de nosotros mismos y de los demás. Ir desgajando los recuerdos, hasta que al final no queda nada. Ciertamente causa pavor sólo el pensarlo.

Besos, Elena. Este rincón siempre fue vuestro. Yo sólo soy el encargado de custodiar las llaves.

Noelia dijo...

Hola Omnimayas que bueno tu escrito!!

Que decir todas las enfermedades tienen sus cosas, pero las que tienen que ver con nuestra integridad son las peores y además los familiares sufren también mucho, a veces no queda otra que internar a la persona.

Saludos
Noe

Arwen dijo...

Onminayas, que sepas que te sienta de maravilla esa camisa nueva y si dolorosa enfermedad ir dejando de recordar...bufff se me ponen los pelos de punta.

Genial el relato y fantástico retorno!.

Un abrazo.
Arwen

iliamehoy dijo...

Desencajada, y la emoción prendida en ese vertiginoso viaje a la noche más oscura.
Duele la cara, duele el alma.
Una sonrisa

Felix Casanova Briceño dijo...

Hola, estimado Onminayas.

Te aseguro que acabo de leer una obra maestra. ¡Que manera de narrar la desazón y el miedo interno que puede provocar esta enfermedad¡ ¡que estilo, que rimo¡.
Mi más sincera enhorabuena.

sin palabras...

Un fuerte abrazo

Perikiyo dijo...

Vengo del trabajo y me encuentro con que has vuelto. Ni por asomo, te puedes hacer una idea de cuánto me alegro.

Horrible enfermedad, el Alzheimer. Una canallada de la naturaleza, que primero mata a la persona y después, mucho después, destruye el cuerpo.

Te echaba de menos. Un fuerte abrazo.

Elena dijo...

Precioso relato aunque tristísimo, como la enfermedad.
Esperemos que la ciencia encuentre respuestas pronto, mientras, sólo nos queda darles amor y cariño.

Un beso.

cuchu dijo...

Me alegra mucho que vuelvas a escribir...

En esta ocasión me has tocado la fibra muy especialmente, yo he vivido una situación parecida con mi suegra....la pobrecita ya no es mas que un suspiro de lo que fué.....gracias por el himno.

Un abrazo.

Charlie. dijo...

aquiii estoy yoo!jiji mencantó la canción :)

siempre
me sorprendes
y conmoves

nunca lo hubiera imaginado
esos vuelcos q te mandas, solo vos podes esas cosas, esas sensaciones ...

hermoso relato, triste ...

hermoso y triste; me gusta esa convinacion,porq nada es perfecto, algo puede ser hermoso en su totalidad ?


me saco el sombreriito ♥ y te aplaudo de pie xD


besos
:)

La magia de mi pluma dijo...

Triste relato.

Es muy frustrante ver como alguien se consume y no reconoce a sus seres queridos, y también debe de ser muy triste no saber quien eres ni quien fuiste.

Me has hecho recordar un poema que en una ocasión leí en una revista de enfermería en mis tiempos de estudiante, es una pena que no lo tenga a mano para poder mostrároslo. Lo he buscado por internet y no lo he encontrado, pero voy a intentar hacerme con el de nuevo para que podais leerlo.

Te aseguro que ponía los pelos de punta, había sido encontrado en la taquilla del hospital de una enferma de Alzheimer depués de su fallecimiento. Venía a dejar el mensaje de que las personas con esa enfermedd que nos parece que no sienten, que no escuchan... han sentido y han vivido las cosas igual que lo hacemos los demás.

Un abrazo

Leni dijo...

Si uno olvida toda una vida.
Se puede opvidar un momento sabiendo de ese olvido de vida del otro...


Una realidad aplastante ,pero no hay que olvidar nunca que el mayor aplastado es el propio olvido.

Desgarradora vivencia.
(para ambos)

Es curioso como hasta los arañazos pueden contener un grado de dolor dependiendo de quien los produzca.

Bienvenido.
Sorprendente y único.

Besos

Darina Silverstone dijo...

Tremendo relato, de un realismo que nos deja fríos. Creo que hay pocas cosas que tema más que padecer Alzhimer, cuando tengo tanto apego a mis recuerdos y los acaricio diario, antes de dormir...

Un abrazo.

EURICE dijo...

Dá escalofrios...has vuelto con mucha fuerza. El Alzheimer es probablemente la enfermedad más temida en la actualidad, cada vez se dá en gente más joven, nada que ver con la demencia senil a las que ya nos habiamos acostumbrado como la enfermedad del abuelita/o de más de 80 áños...cada vez que tengo un olvido, o no recuerdo un nombre o ....me estremezco, no quisiera padecerla y hacerles cargar conmigo en ese estado a mis hijos...es tan dificíl entrar en su mundo.
Un toque de atencíon antes esta enfermedad que padecen los padres y comparte sufrimiento el resto de familiares.
Un saludo ONMINAYAS un placer leerte de nuevo
¡¡Buenos días!!

poemas de mi alma dijo...

No sabes como le alegra tu regreso...esto no es lo mismo sin ti...gracias por ser tan especial


muxos besitos llenos de cariño querido amigo

Verónica dijo...

Nos dices que te dejemos un sueño para poder soñar los dos ....

Mi sueño, mi mejor sueño, no tener que pasar nunca por algo similar. Mi realidad ... No estoy ahí, pero me acerco.

Si uno lo piensa en frío, deduce que es la peor de todas las enfermedades que a uno le puede tocar en la tómbola. Pero, después, te das cuenta de que, en realidad, si te tocara, no te darías cuenta de nada .... En el fondo, muy en el fondo, es la enfermedad que afecta a los próximos, y, eso, creo, la hace mucho más poderosa.

Como siempre, un lujo leerte. Como algo especial, me alegro infinito de tu presencia.

Un beso especial de bienvenida.

Rick dijo...

Gran blog, me hago seguidor tuyo

Onminayas dijo...

Hola, Noelia.

Gracias por tu halago.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Arwen.

En realidad la camisa nueva no es mía: es prestada. Pero me ha permitido salir.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Iliamehoy.

Ciertamente, duele todo... Es un viaje a las tinieblas.

Besos.

loose dijo...

Vivir en un sintentido es como un "vivo sin vivir en mí"...enajenado, abstraído del mundo real. Sin aquí, ni ahora...sin percibir lo que SI está ocurriendo en este mismo momento...

Veo que encontraste la camisa, el hilo, hilvanaste la botonera y te decidiste a ponértela...niñooo.

Besines.

Onminayas dijo...

Hola, Felix.

Abrumado por tus palabras; pero muy agradecido por las mismas.

Un abrazo.

Onminayas dijo...

Hola, Perikiyo.

La alegría del reencuentro es mutua. Espero seguir por aquí.

Un abrazo.

Onminayas dijo...

Hola, Elena.

Así es: una triste realidad que directa o indirectamente a nadie nos es ajena.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Cuchu.

Me alegro que te gustase el himno: un mensaje de gratitud y amor.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Charlie.

Tú si que eres un gran maestro en provocar sensaciones encontradas.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Magia.

Siendo enfermera, como me parece entender, seguro que tendrás muchas experiencias que contar sobre esta enfermedad. Ojala encuentres aquel poema y lo compartas.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Leni.

Cuanta verdad me traes: como siempre... Este arañazo, ciertamente, es de aquellos que aradan profundo el alma.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Darina.

Es un miedo compartido, sin duda.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Eurice.

Así es: suena casi de pesadilla pensar siquiera que podamos perder, así sin más, nuestra propia identidad.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Poemas.

Me alegra reencontrarme con todos vosotros.

Muchos besos también para ti.

Onminayas dijo...

Hola, Verónica.

La realidad es que esta enfermedad va evolucionando a más y no se limita a un on-off. El que la padece sufre mucho durante este proceso... E inevitablemente este dolor es compartido por los que sufren con él a su alrededor.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Rick, y bienvenido.

Como no, yo también te sigo.

Un saludo.

Onminayas dijo...

Hola, Loose.

Aquí andamos aún abotonando el otoño... Ojalá empiece pronto a llover.

Besos.

Geles Calderón dijo...

Hoy la visité..., la llevé abrazos y besos mios junto con los que tú me dejas para ella. Fui cargada con comida guisada, de la que le gusta, y la compartimos todos con ella. Peiné sus canas; la llené la cuchara de sopa, la ayudé a llevarsela a su boca y limpié un fideo de su barbilla; la hice y me hizo reir; la di un largo masaje en sus tobillos hinchados con cremita y la pregunté si la gustaba, ella me dijo que si, que mucho...; me miraba con mirada amorosa y sonrisa perpetua... fue y fui feliz, amigo mio!
Apuré el tiempo hasta que tuve que salir corriendo tras las manecillas de mi reloj para llegar, de nuevo, a tiempo a mi trabajo...

Besos, Onminayas.

Geles

Onminayas dijo...

Ni yo mismo lo hubiera hecho mejor que tú, Geles. Esos son los tratamientos que no encuentras en ningún compendio de medicina: Amor a demanda. Yo aprendo a diario mucho sobre esto.

Muchos besos para el próximo postre casero que hagas.

vangelisa dijo...

Buen relato, la verdad es que el alzheimer es muy malo, sobre todo para los que están al rededor y vemos como esa persona que era tan inteligente y con tanto genio, ya no sabe ni quienes somos.

un beso

Alalba dijo...

Como siempre te superas a ti mismo, y que calidad humana rezumes!
Excelente texto, hermoso video, me ha llegado la letra...quizás me he sentido identificada por mi profesión, dar amor es tan fácil...y una sonrisa tan placentera.

Hablando de sonrisa , tengo una muy grande, desde que haz vuelto.

Muaks.

Buscador de buscadores dijo...

Dios mío, llevo casi media hora aquí con el dedo bajando comentarios... ya podías poner algún ascensor, jejejj.

Bromas aparte, me ha encantado este relato, homenaje magistral a una enfermedad tan cruda... y olvidada. Ironías de la vida.

No sabes cuánto me alegro de tu regreso.

Un abrazo, Onminayas.

Onminayas dijo...

Hola, Vangelisa.

Es cierto: es muy triste compartir esa dura realidad.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Alalba.

Me halaga haberte provocado aquella sonrisa. Por cierto ¿cual es esa profesión tan misteriosa?

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Buscador.

Ya pensaba yo comprar alguno de esos para mi próxima visita a tu blog: he comprobado gratamente, después de mi ausencia, como ha ido creciendo en seguidores y comentaristas. Enhorabuena, ciertamente te lo mereces. Eres alguien bastante especial.

Un abrazo.

Alejandra dijo...

Onminayas, que relato más doloroso nos traes, pero que real. Horrible sumergirse en este mundo, desde dentro o desde fuera. He estado un tiempo desconectada de la red y no sabía nada de tu ausencia. Me alegra no haberla sufrido.

Muchos besos, Onminayas.

Alalba dijo...

jajaja! Misteriosa dices?
Trabajo como cuidadora en un psicopediatrico, vamos lo que te decia, dar mucho amor a cambio de sonsacarles una sonrisa, esa es mi meta , y lo consigo cada día y me voy mas contenta para casa... es que los adoro, me gusta mi trabajo.

Ea, ya dejo de ser misterio!

Muaks.
Dejo de ser misterio, jajaja.

Fete dijo...

Serias tan amable de pasarte por mi blog.
Gracias

Fabia dijo...

¡pasate por el blog de Fete, es muy importanteeeee!, Besinos.

Noelia dijo...

Muajajaja hay un escrito en mi blog esperando que lo leas y una sorpresa para que te lleves!!! y un poco de trampa jajaj

Ladrón_De_Versos dijo...

Aquí estoy yooooooooo... Fascinante el relato, aunque algo oscuro por su contenido emocional. Mi abuela tiene alzeimher y se pasa mal cuando te repite el nombre y las cosas 1000 veces y cuando a veces no sabe ni quién eres. La canción es hermosa, de verdad, es muy hermosa... Nunca la había escuchado. Saluditos poéticos y gracias por tus comentarios y lecturas en mi blog.

Fabia dijo...

Felicidades Onminayas, ¡si hasta te mande um mail!, en un sinvivir nos tuviste todo el dia.
Besinos.
(yo ya he puesto el mio).

Silencios dijo...

Ufffffffff

Hasta que he llegado aquí, madre de dios bendito.

Mi hombre de la mirada profunda, vengo a felicitarte, y a decirte que ha sido un verdadero placer estar contigo está tarde aunque sea con el eslabón invisible del AVE, ¡¡ande irás!!!

Mis besos llenos de caricias a tu alma.

Fete dijo...

Bueno tu mismo has podido comprobar que mi blog todas estas benditas criaturas me lo han dejado trillado de lado a lado, yo como presidente de los premios estoy ya exhausto.
Respiro un poco para felicitarte por el premio, el agradecimiento debe ser a todas las personas que te han votado y un poco a mi que me he comido el recuento de votos yo solo!!!
Fabia se ha llevado la gloria del maestro de ceremonias y yo el kurro!!!
Un fortisimo abrazo y ya volvere con mas tiempo, en el blog dejo el post unos dias ... por si alguien lo quiere leer.

Binomios dijo...

Venimos felicitarte por el premio recibido desde el blog de Fete.
Besines.

Onminayas dijo...

Hola, Alejandra.

Me alegra verte de nuevo por aquí. Y que no hayas sufrido mi ausencia, jajajaj...

Besos.

Onminayas dijo...

Desde luego, Alalba, hay profesiones como la tuya que engrandecen al ser humano como persona.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Fete.

Me pasé por tu blog y recogí el premio que me han dado allí. Gracias por todo. Estuve desconectado algunos días de mi blog, y por eso no estaba al tanto de nada.

Un saludo.

Onminayas dijo...

Hola, Noelia.

Pasé ya por tu blog y recogí el curioso regalo. Ya lo luzco a la derecha de mi blog.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Ladrón.

Comparto contigo la experiencia sobre el Alzheimer: yo también tengo un familiar directo que lo padece.

Un abrazo.

Onminayas dijo...

Hola, Fabia.

Gracias a todos vosotros por haberme votado. Como sabes, he estado unos días desconectado del blog y no me había enterado de nada. No fuí consciente de tu email, ni recuerdo haberlo recibido sino hubiese acudido a participar también con vosotros en las votaciones.

Muchos Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Silencios.

Mi mujer de la palabra profunda, soy yo quien tengo que felicitarme por teneros a vosotros cerca. En cuanto a lo del AVE, no iba a ningún lado: esperaba a que llegase de Madrid unos de los pilares de mi vida.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola de nuevo, Fete, y bienvenido que antes no te dije nada.

Lo que sí que compruebo es que has organizado un evento que te ha quedado genial; ha sido algo generoso y original, sin duda.

Un abrazo.

Onminayas dijo...

Hola Binomios, y bienvenidas a mi blog.

Más besos para vosotras. Y gracias por pasaros por aquí.

TORO SALVAJE dijo...

Me alegra volverte a leer.
Es lógico que sea así. Es muy bueno lo que escribes.
Y golpea sensibilidades.
Un privilegio leerte.

Saludos.

Onminayas dijo...

Hola, Toro.

A estas alturas tendrás la certeza de que ese privilegio siempre será compartido.

Un abrazo.

Odiseo dijo...

Buen blog, con relatos bien escritos y que llegan adentro. Enhorabuena. Y gracias por tus palabras en mi página.

Neogeminis dijo...

jjeje un relato estupendamente logrado, con la cuota justa de angustiosa inquietud que nos impele la necesidad de seguir leyendo. Impensado final. Muy "redondo".

saludos y muchas gracias por pasar por mi blog.
Hasta cada rato!

*Sechat* dijo...

Alzheimer: esa bestia que se agazapa en las sombras de la memoria y nos priva del pasado inmediato. Un abrazo.

ScrinS dijo...

Tus relatos siempre guardan una sorpresa, eso me gusta, es difícil que algo nos sorprenda.

Será el Alzheimer un refugio de la vejez. Sabías que con esta enfermedad volvemos a nuestra infancia.

Abrazos

ScrinS dijo...

Tus relatos siempre guardan una sorpresa, eso me gusta, es difícil que algo nos sorprenda.

Será el Alzheimer un refugio de la vejez. Sabías que con esta enfermedad volvemos a nuestra infancia.

Abrazos

Silencios dijo...

Que importa el color, si ya no queda piel para vestir.
Que importa ...
Si el amor, dejo su arco iris,
una noche del Frío Verano

Que importa ... ¿Dime?


Besos a tu mirada profunda

Silencios dijo...

El color del amor, cuando ya no queda, es el profundo vacío, que desgarra el alma cuando despierta.
Es el áspero color del barro cuando lloras en silencio.
Es agua turbia, de las lágrimas que cansadas asoman por las mejillas.
Es caer en el transparente mar del olvido.
Esté es mi color, cuando la persona que más amé en mi vida, falleció.

http://dentrodetupiel.blogspot.com/

Mis besos amigo, siempre.

Onminayas dijo...

Hola, Odiseo, sé bienvenido.

Gracias por tu presencia. Nos leemos.

Un saludo.

Onminayas dijo...

Hola, Neogeminis, se bienvenida.

Intento, como a veces nos hace la propia vida, sorprenderos un poquito. Me alegro cuando lo consigo.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Sechat.

Has bordado la definición.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Scrins.

Esperemos que pronto el Alzheimer sea sólo una mustia referencia en los libros de medicina.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Silencios.

Besos, siempre.

Gala dijo...

Se muy bien de que hablas.
Mi madre lo padecio.
Por desgracia murió antes de que la ciencia encontrara un remedio.

Bienvenido.

Un beso

Onminayas dijo...

Así suele ser siempre: tiene que haber de por medio mucho sufrimiento, para que la ciencia aventura un remedio para cualquier mal.

Besos, Gala.

Susurros Mortales dijo...

Siempre me sorprenden tus visitas, pensaba que ya lo habias dejado por imposible xD.

Tambien me gustan los licantropos a pesar de la rivalidad.

Me alegra mucho que hayas vuelto.

Besitos.

Rosna dijo...

Muchas gracias Onminayas san por regresar , sus relatos son un aprendizaje continuo ,dura enfermedad que produce sufrimiento al que la padece y a sus familiares , solo nos queda un diagnóstico seguro : " Amor ", dar cariño , acompañar .
Le envio desde la isla rayitos de luz y si me permite un abrazo cálido para ese ser querido que padece de Alzheimer .
Rosna

monik dijo...

Que manera de volver, mejor imposible. Me gusta leerte, siempre deseando llegar a ese final que me golpea. Que enfermedad tan terrible para el que la padece y para los que le rodean... Un relato de diez. Seguiré viniendo.
Un abrazo!

Alma Mateos Taborda dijo...

Muy buen relato sobre esa cruel enfermedad. Me gustó mucho tu blog y seguiré entrando si dejas la puerta sin cerrojo. Muy bueno todo. Un abrazo.

Onminayas dijo...

Eso nunca, Susurros. Lo que pasa es que visito muchos blogs, entre los que está el tuyo. Pero, poquito a poco, me voy poniendo al día con todos. Olvidar nunca. El día que deje de visitaros es porque también habré dejado de visitar el mío.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Rosna.

No sabes cuanto me alegré al ver tu comentario, porque lo primero que pensé es que el niño estaba ya mejor. Luego, al visitar tu blog, me congratulé de ver que ya estaba en casa con vosotros.

Mucha luz para todos. Y gracias por el abrazo: se lo transmitiré de tu parte.

Besos, Rosna.

Onminayas dijo...

Hola, Monik.

Pues me alegra que te gustase el relato, a pesar de ser un tema bastante duro para el que lo sufre.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola Alma, y bienvenida a mi rincón.

Por supuesto que puedes volver: esta casa nunca tuvo puertas que franquear.

Besos.

Arwen dijo...

Hola Onminayas...me alegra que te la hayas puesto (aunque sea prestada ;) ) y es fantástico que te deje salir por que tienes mucho bueno que mostrar.

Por cierto, una pregunta (recibiste el poster de la caja negra?, te lo envié la semana pasada...

Bueno me pillas dándole "sólo una calada más", si te apetece compartir ese ¿humo?...sólo tienes que ponerte la camisa. ;)

Besos.
Arwen

Onminayas dijo...

Hola, Arwen.

A día de hoy no he recibido aún nada; pero no es nada de extrañar... Donde vivo reparten el correo dos o tres veces por semana, y además con el puente de por medio ya está todo el misterio resuelto. Calculo que para el puente de diciembre ya estará la espada en su vaina, jajajaja...

Me apetece esa calada, sí...

Besos.

El Vocero dijo...

Mejor tarde que nunca...felicidades por tu premio!

Saludos

Mimí dijo...

¡Caray! me he quedado flipada con la cantidad de comentarios.
Al leerte me has recordado un libro porque habla mucho de ese tipo de sensaciones, de oscuridad, de neblina...
"Cuarteto" de Jean Rhys, aunque no aborda este tema.

Respecto al alzheimer, me encanta la opción que has tomado, inesperada y muy bien capturada, como una cámara estudiando el aturdimiento.

Abrazo de sol

Blog Widget by LinkWithin