DESDE EL 7 DE FEBRERO HASTA EL 15 DE MARZO PUEDES VOTARME EN EL CONCURSO DE POST 2009 YDB

Vota en el Concurso de Posts 2009 YdB Desde aquí os animo a participar en las votaciones, cliqueando en la anterior imagen. Yo participo personalmente con tres de mis post, pero os aseguro que disfrutareis con decenas de excelentes trabajos. Todos ellos los podréis encontrar en este enlace. Os doy las gracias a todos.
............................... ............................... ............................... ...............................

domingo

El Objetivo









Fecha: 8 de Noviembre de 2059.
Lugar: La Tierra.


Debíamos de partir al alba, sin más demora. Dos Compañías de nuestro mismo Batallón habían tratado de alcanzar el objetivo algunas horas antes, pero su tentativa, desdichadamente, resultó infructuosa. Así, en esta ocasión, fue el propio General en persona quien salió a despedirnos antes de nuestra marcha:

- Sois jóvenes, y soy consciente de ello. Aunque también lo eran vuestros compañeros, los que os precedieron en esta ardua operación… ¡Pero ellos se entregaron con osadía hasta las últimas consecuencias, defendiendo un ideal en el que siempre habían creído! También sé que la formación que habéis recibido no ha sido la más completa, la más acorde con el objetivo que deberéis de cumplir. Aunque para mí la veteranía tampoco ha significado nunca mayor grado. Me consta ante todo que sois soldados de valía, y que estaréis dispuestos a entregaros con arrojo hasta la muerte. No lo espero, lo sé. Las primeras órdenes de esta misión ya debéis de conocerlas; el destino, por ahora, seguirá siendo un alto secreto. Se que os alegrará conocer que el Capitán Sthick será quien os tutele hasta el final. También él os completará los últimos detalles, llegada la hora. ¡Soldados: cumplan con honor su cometido! ¡Flagelo siempre flagela!

Emocionados, coreamos al unísono el saludo a la Compañía del Gran Flagelo Azul, y aguardamos ansiosos el instante preciso en el que Sthick debía de indicarnos el inicio de aquella larga jornada. Nadie hubiera podido cuantificar la adrenalina que debía estar fluyendo es esos instantes con total libertad por mi organismo, pues el corazón parecía querer dinamitarme el pecho en cien mil trocitos minúsculos.

Transcurrieron tres ciclos de tiempo completos, y a una señal de nuestro Capitán, irrumpimos a toda prisa en aquel húmedo y lóbrego pasadizo que parecía no tener fin. A partir de entonces nuestra progresión fue un continuo ascenso por aquella abrupta cima. Fue allí donde muchos de los nuestros empezaron a quedarse rezagados… Para siempre.

No se habían cumplido aún quince ciclos, cuando la luz de aquel insufrible hueco fue abriéndose como el amanecer de un día estival, dándonos paso a una insólita gruta de dimensiones algo más desahogadas. Llegados a este enclave, Sthick dispuso hacer un alto en el camino para pasar a detallarnos la nueva situación:

- Aquí están vuestras últimas órdenes: necesitamos invadir la Zona C. Ese es nuestro objetivo. Y debe ser esta misma noche. Mañana todo esfuerzo será ya en vano. Será suficiente si uno solo de nosotros consigue franquear las cubiertas protectoras de la misma. Si logramos hacerlo podremos considerar esta misión como un completo éxito. De los demás, nunca se sabrá nada: ninguno regresará con vida al campamento base. Los ciclos temporales durante los cuales hemos estado expuestos a esta atmósfera viciada , son suficientes para iniciar la degeneración progresiva de nuestra materia corpórea. Y ya habéis comprobado en muchos de vuestros compañeros que el proceso resulta irreversible ¿Alguien quiere hacerme alguna pregunta?

Nunca el silencio pudo resultar tan lacerante. Entonces el Capitán se puso en pie, y alargando la mano derecha hasta la altura de su frente fue girando la cabeza para saludarnos en grupo por última vez. Después, dispuso que continuáramos con la marcha tras de él.

Y así lo hicimos. Siete unidades de distancia más adelante, logramos distinguir la entrada de la trompa de Falopio derecha de Carol; el óvulo, quedaba poco más allá...





.........................................





Aquella insólita gripe de indecible nombre que asoló el planeta a principios del siglo XXI, había hecho estragos entre la población masculina: el 95% de los varones quedó estéril. Así, bajo el auspicio de los gobiernos mundiales, nacieron las figuras de los Inseminadores Sociales, que trabajaban diariamente a destajo para compensar aquella virilidad diezmada. Todo resultó inútil.












111 comentarios:

L.N.J. dijo...

También me dí cuenta de lo que le has comentado a silencios en su bloc, nada más entrar en el tuyo. Tan sólo que no me atreví a decir nada.
Es lo que transmites, además de mucha sinceridad.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Lou.

Pues no sabía que mis estados de ánimo fuesen tan evidentes. No sé si esto es bueno o malo; pero evidentemente, es lo que hay.

Besos.

Silencios dijo...

Uffffffffffff ...

Pero Cielo, ¡¡¡Menos mal que estábamos algo cansados y apáticos ¡¡que si Noooo.!!!

Al principio del relato me recordaste una película clásica rodada creo en el 52 (mas o menos) ...
por cierto,
Echinacea,
Propóleo,
y gotitas de mucho Cariño.

El mejor de los remedios, ¿si?

Besos .....

Onminayas dijo...

Hola, Silencios.

Probaré con tu remedio natural; a ver que tal... Por cierto, ¿cariño en oral o intravenoso?

Besos.

Prometeo dijo...

Muy grato entrar en tu blog, amigo Onminayas. Tus escritos son transparentes, con esa sencillez que alberga tanta intriga. Se leen con mucho deleite, están muy conseguidos, muy depurados. Yo quiero escribir como tú. Sinceramente: enhorabuena una vez más.

Un abrazo.

Elena dijo...

Eso es disciplina militar.
Madre mía cuánta lealtad.
Y en tu cabeza, cuánta imaginación magistralmente narrada.
Magnífica entrada.

Besos achuchaos para levantar el ánimo.

LA CASERA dijo...

ESTE ES BUENÍSIMO, ME HA ENCANTADO, YO MIENTRAS LEÍA, ME PREPARABA PARA COMENTAR, JAJA Y NO TE MANDABA ROSITAS... Y CUANDO VAMOS TERMINANDO () NO ME LO ESPERABA!!!!! MUY BUENO, MUY BUENO

La magia de mi pluma dijo...

yo también creí que estábamos en una película bélica.

Peculiar visión.

Por cierto, yo soy mas partidaria de la jalea real :)

Un abrazo

Sol dijo...

Me sorprendiste cielo... un relato que me atrapo... mientras lo leia solo pensaba que era otro relato de las tantas batallas que se libran en post de no se que...
El final fue inesperado, y eso me encantó!!!
Besos cielo, llenos de luz para ti!!!
Que pases un bello domingo!!!

Pluma Roja dijo...

Te diré que para mi humilde percepción considero tu relato genial. Un saludo cordial Omni. Hasta pronto y feliz día.

Galliard dijo...

Serás... Buen relato, tejeletras ;)




Fdo: El espermatozoide más rápido.

Perikiyo dijo...

Fantástico relato, Onminayas.
Bien mirado, una inseminación tiene muchos aspectos similares a una operación militar. Valentía, disciplina, entrega y organización.
No se me hubiera ocurrido nunca.
El final es apocalíptico. Me ha dejado preocupado.

Un abrazo.

monik dijo...

Me encanta! Es que este sitio no se parece a ningún otro, estoy leyendo y tengo que hacer esfuerzoz sobrehumanos para no irme al final a leer con que nos sorprendes, jeje.
Un besotote grande grande!

Onminayas dijo...

Hola, Prometeo.

Menos mal que, además de nosotros dos, también los lectores saben diferenciar entre conjugar literatura, que es lo tuyo, y dibujar estrellas fugaces, que es lo mío. Y digo que menos mal, porque sino podrían llamarse a engaño. Y no es mi deseo.

No te tengo abandonado, aunque así lo sientas. Ahora que empiezo a tener la cabeza más despejada pasaré a visitar tu casa, y retomaré tu historia donde recuerdo la dejé: con el primer asesinato.

Y no quieras escribir como yo... Porque entonces, como diría Groucho, jamás leería tus escritos. Y es mi intención seguir haciéndolo.

Un abrazo, maestro.

Onminayas dijo...

Hola, Elena.

Acepto con agrado tus besos achuchaos; hoy tengo un poco desabrigada el alma.

Más para ti.

Onminayas dijo...

Hola, Reme.

Tú comenta lo que te apetezca, que por ti me trago un carro si hiciese falta.

Muchos besos, mi casera.

Onminayas dijo...

Hola, Magia.

Probaré también con la jalea, a ver si entre todos, jajajaj...

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Sol.

No deja de ser una batalla, a ver quien llega antes...

Besos, y más luz para ti.

Onminayas dijo...

Hola, Pluma.

Pues te agradezco esa percepción, viniendo de alguien a quien admiro.

Besos de domingo.

Onminayas dijo...

Hola, Galliard.

¿Tú fuiste el primero? Mi enhorabuena, campeón, jajajaj...

Un abrazo.

Onminayas dijo...

Hola, Perikiyo.

Bueno, el dantesco final se me ocurrió justo antes de postearlo, la verdad, para hacerlo un poco acorde con la época, jajajaj... Yo, desde luego, ya he cumplido de sobra.

Un abrazo.

Onminayas dijo...

Hola, Monik.

Pues me alegro que aún te siga sorprendiendo: cada vez se me hace más difícil, pero al menos intento que sea así.

Otro besote para ti.

fher dijo...

Jajaja... Brillante, amigo, brillante. Te juro que al principio del relato me hiciste recordar la guerra de las Malvinas dónde los soldados argentinos, la mayoría adolescentes sin entrenamiento adecuado (algunos sin haber manejado nunca un arma), fueron enviado a una muerte segura ante los profesionales ingleses.
Pero ese final jajaja... es genial.
Y pensándolo bien, me gustaría trabajar como Inseminador Social, seguramente debe ser un trabajo cansador pero todo sea por salvar a la humanidad y ayudar a "la prójima", jaja.

Un abrazo

Neogeminis dijo...

jajajajajaja...se me había cruzado al idea que se trataba de un ejército de espermatozoides, pero no quise arriesgar!!! y sí, así era no más!! jajaja


Muy bueno!!!!...espero que por lo menos alguno haya tenido éxito!

un abrazo!

Onminayas dijo...

Hola, Fher.

Nunca dudaría del caracter altruista que te empujaría a ello, jajaja...


Un abrazo.

Fabia dijo...

¡En vilo me tuviste hasta el final!, solo se me ocurre que para el 2059 yo tendria cien años y ¡menos mal! no me gustaria nada que tan aguerrido ejercito invadiera mis trompas de Falopio.
Muy bueno de verdad. Besinos.

Fete dijo...

Inseminadores sociales... yo no tengo corazon ... uuusspssss!!!
El genero huamano ese gran error de la creacion.


Saludos y abrazos maestro!!!!

Katy dijo...

No me gustan las pelis de militares, ni la guerra, ni las armas, ni los arrestos, ni las torturas, ni los uniformes, ni los vencedores, ni los vencidos. Me animé a seguir a ver que pasaba porque ya se que no iba a ser una de trincheras... Eres casi tan sensible como yo!!!No podía acabar en un abordaje sin mas y en unos cuantos muertos
Muy original la fecundación desde tu punto de vista. Realmente es una lucha por ver quien llega antes.
Un abrazo y felicidades por tu entrada.

Eliane dijo...

Sencillamente...FABULOSO! mE QUEDÉ SIN PALABRAS! y que final...Felicitaciones
Un abrazo

Eliane dijo...

Sencillamente...FABULOSO! mE QUEDÉ SIN PALABRAS! y que final...Felicitaciones
Un abrazo

*Sechat* dijo...

La pista me llegó con la frase del capitán arengando a sus tropas con lo del flagelo, para lo que no estaba preparada era para los inseminadores sociales. ¡Muy bueno!

Arantza G. dijo...

Tienes imaginación para repartir...pásame algo que últimamente estoy de capa caída por culpa de un maldito virus.
Besos con mascarilla eh!

Gabriela Maiorano dijo...

Hola Onmi!! Como siempre un relato atrapante. Uno espera llegar al final para el remate imprevisto.
Muy bueno.
Besossss

Onminayas dijo...

Hola, Neo.

Ya ves, en la vida hay a veces que arriesgar, jajajaj...


Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Fabia.

No te preocupes: para el 2059 ya se habrá descubierto el elixir de la vida, y tú podrás descontarte hasta los dieciocho. Sentirás, por tanto, vibrar tus trompas al cien por cien, jajajajaj...

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Fete.

Deja a los demás fuera de aquella cadena de errores, y quedemos sólo tu y yo.

Un abrazo.

Onminayas dijo...

Hola, Katy.

No te preocupes: a mí tampoco me gustaron nunca mucho estas cosas; pero acabaron haciéndomelas odiar durante el servicio militar obligatorio. Su desaparición, el mejor invento del siglo XX.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Eliane.

Mi recompensa entonces es que te gustase tanto.

Besos.

Leo dijo...

Muy Bueno tu Blog,Pasat pot el mio
Un Abrazo!!

Onminayas dijo...

Hola, Sechat.

Sí, lo del flagelo era una pista en forma de guiño que tú, como no podía ser de otra manera, atrapaste a la primera.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Arantza.

No te preocupes: tú la tienes más que demostrada. En cuanto aquel maldito virus se divorcie de ti estarás de nuevo al cien por cien; lo cual espero sea pronto.

Besos, y que te mejores.

Onminayas dijo...

Hola, Gabriela.

Cualquier día os sorprendo con un relato más intimista que no tenga estos finales sorpresa.

Besos.

Alalba dijo...

Me has dejado fascinada, frente a tu originalidad...imposible de intuir el final.Como un ejercito,normalmente que me suena a destruccion puede ofertar vida.
Y tu narrativa es excelsa de veras.
Por cierto,otra gripe? Menos mal que para esas fechas, mi fase de procrear expiró...Que frio!!!

Muaks, genio.

Onminayas dijo...

Hola, Leo.

Gracias por tu visita. Nos leemos.

Un saludo.

Onminayas dijo...

Hola, Alalba.

De aquí a cincuenta años pueden pasar tantas cosas que mejor no aventurar cuales serán nuestras limitaciones para entonces.

Más Muaks, poeta.

Alejandra dijo...

Vaya, se ve que cuando comenté esta mañana tu anterior entrada andabas casi publicando este post, o no lo vi. Original, como todo lo que tocas y sorpresivo a no poder más. Siempre me sorprendes gratamente. Besos, Onminayas.

Elba dijo...

Desde luego nadie podrá acusarte nunca de falta de originalidad. En cuanto a los inseminadores sociales, apocalíptico final, como alguien ha dicho por ahí. Tendré que empezar desde ya, jajajajaja...

Noelia dijo...

Onminayas buenísima!!! no hay soldados que se comparen a los espermatozoides , muy valientes y arrojados aunque el óvulo no es un enemigo más bien una dulce conquista, muy original el relato y el final de perlas!!

Besos

Noe

loose dijo...

Me sorprendes, amigo...No me esperaba ese final. Enhorabuena.

Besines, niño.

Arwen dijo...

Fan-tás-ti-co Onminayas y el párrafo en el que hablas de los "inseminadores sociales" es simplemente brutal.

Enhorabuena Onminayas y has vuelto con fuerza y ganas, que no decaiaga por que tienes muchas palabras insolentes que mostrarnos.

Un abrazote.
Arwen

Abismo dijo...

Esta vez ha sido sorpresa total... desde luego, has conseguido ponerte en la "piel" de semejantes guerreros!

Besos desde el abismo

Marla dijo...

Qué sorpresa me ha dado esta historia! me ha gustado mucho.
Gracias por pasar por mi blog! Un saludo.

Onminayas dijo...

Hola, Alejandra.

Pues me alegra que a estas alturas todavía os sorprendáis.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Elba.

El que todavía no haya cumplido con la media nacional que vaya empezando, que la cosa pinta mal, jajajaj...

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Noelia.

La verdad es que sí: es una conquista muy dulce.

Besos, Noe.

Onminayas dijo...

Hola, Loose.

Me alegra si conseguí colocar una pequeña sonrisa en tus labios.

Muchos besos.

Onminayas dijo...

Hola, Arwen.

Esto de los Inseminadores parece que ha calado hondo: espero que el vaticinio no se cumpla, jajajaj...

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Abismo.

Bueno, tengo una buena relación con ellos: nos conocemos desde hace tiempo.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola Marla, y bienvenida a mi rincón.

Me alegra que la bienvenida haya sido de lo más cordial y placentera.

Besos. Nos leemos.

Vir dijo...

excelente ritmo y relato!
me gustó mucho

beso

Charlie. dijo...

sos genial
:)


no creo q la tierra los aguante hasta el 59



un abrazo! :)

Onminayas dijo...

Hola, Charlie.

Estoy contigo: yo tampoco creo que la Tierra nos aguante todo lo que le estamos haciendo. Cualquier otro se hubiese enfadado mucho antes.

Otro abrazo para ti.

Onminayas dijo...

Hola, Vir.

Gracias. Siempre un placer tu visita.

Besos.

POLIDORI dijo...

¡Uff! ¡¡Lloren después de haber reído!!

Fantástico.





John W.

Verónica dijo...

Hoy me has tocado el alma ... especialmente.

¡Menos mal que sigues por aquí! Es estupendo poder seguirte ... de a poquitos, eso sí, que, a veces, la caricia es demasiado íntima.

Un beso

Mimí dijo...

Y yo pensando en el día D, jejeje.
¡¡Buenísimo!!
Un placer leerte, OMni

Te dejo el calorcito de un abrazo de estos mares de encinas extremeñas.

Felix Casanova Briceño dijo...

Estimado Onminayas...

De nuevo nos vuelves a sorprender con tu calidad. Recuerdo que en tu última respuesta me dijiste que igual te sentias un poco encasillado..., pues bendito encasillamiento, porque tienes un don especial para esto.
Por cierto, RNE organiza un certamen de relatos cortos, y apostaría lo que fuese que cualquiera de los tuyos tendría chance, y de paso más difusión.

Un fuerte abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Lástima porque el trabajo parece excelente.
Que ingenio el tuyo.

Saludos.

Onminayas dijo...

Gracias, amigo Polidori: siempre me regalas la frase precisa.

Un abrazo.

Onminayas dijo...

Hola, Verónica.

Me has dejado pensando... A veces es mejor así.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Mimi.

En realidad un día D muy sui géneris, no cabe duda, jajajaja...

Besos.

vuelo de hada... dijo...

Que pena que el tiempo a veces no me alcances para leerlos a todos pero ya lo haré y siempre me ha parecido muy interesantes tus entradas.
Un abrazo y espero que vayas por el premio que te dejé en mi entrada anterior.

Gara dijo...

Increible imaginación la tuya, tremenda historia, me tuvo enganchada de principio a fin.

Muy buena.

Besos

Vir dijo...

hola!

te dejé algo en mi blog, cuando puedas pasa por ahí

Arwen dijo...

Ja,ja,ja...Onminayas, pues como se vaticine de verdad...xDD

Besotes, me voy a darle Sólo una Calada más... ;P

Muakkks...

Aurora dijo...

Hola,
Muchas gracias por tus visitas, yo también paso por aquí de vez en cuando aunque no deje comentario.
En esta ocasión quiero felicitarte especialmente, "el objetivo" me ha parecido un relato genial. Debo reconocer que tu creatividad es desbordante.
Un abrazo y buena semana.

Elena dijo...

Y yo ahora que digo, eh?
Si me has dejado sin palabras.
Me encantan las sorpresas y desde luego esta...

Te estoy empezando a tener un poco de envidia sana, yo sí que quiero escribir como tú, que lo sepas.

Como siempre me has arrancado una sonrisa y hoy sí que la estaba necesitando.

Muchos besos y un abrazo de oso, bueno, mejor de osa, dejémoslo en osita :)

Onminayas dijo...

Hola, Vuelo.

No te preocupes. Yo también espero que me perdonen los que alguna vez he dejado por falta de tiempo de visitar. Ya he colgado tu premio en mi blog. Gracias.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Vir.

Te agradezco mucho que te acuerdes de mí. Sobre todo ahora que estás algo malito. Espero que todo se solucione.

Muchos besos que te abriguen el alma.

Onminayas dijo...

Hola, Arwen.

Ya me he dado la calada de rigor... En su punto, como siempre.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Aurora.

Siempre me alegro de tu visita, comentes o no. Gracias por ello.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Elena.

Si tu supieras la de envidia que os tengo yo a todos vosotros... Me agradó alegrarte el día.

Un beso de osezno.

laMar dijo...

Siempre me quedo enganchada con tus palabras y siempre me sorprendes al final. ¡Que gusto da volver a leerte! Gracias.
Un abrazo enorme

Susurros Mortales dijo...

Me encanta esta entrada, es genial, sorprendente, claro que viniendo de ti no me extraña nada, eres buenisimo.

Y con respecto a tu comentario sobre Varië, tienes razon no queda claro que se trata de otra vampira.

Ya lo he arreglado. Gracias.

Besitos.

Geles Calderón dijo...

Interesante desarrollo... y sorprendente resolución! Tu ingenio siempre en acción.

(Disculpa mi silencio, estuve de viaje y volví hoy)

Besos.

cuchu dijo...

Me ha gustado mucho el relato....muy original, me ha sorprendido bastante el final....me agrada mucho como escribes.

Un beso

Orianna dijo...

Hola Onminayas, acabo de leer este post y me ha dejado pensando ¿Será este realmente nuestro futuro inmediato posible? ¿Qué otras cosas más se podrán dar? ufff me has dejado reflexionando.
Recibe muchos saludos desde Lima.
Besos

Onminayas dijo...

Hola, LaMar.

Sorprenderos al menos un poquito es siempre mi mayor recompensa.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Susurros.

Un día haré "pum" con tanto halago.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Geles.

Sabes que no nunca tengo que disculparte nada.

Muchos Besos a las dos.

Onminayas dijo...

Hola, Orianna, y bienvenida a mi casa.

Sobre el futuro a medio plazo podemos especular tantas y tantas cosas... El caso es que seguramente ni nos vamos a enterar.

Nos leemos. Besos.

iliamehoy dijo...

Sólo al final me sentí capaz de albergar ternura por el batallón...un vocabulario bélico que se adapta a cada párrafo para emerger sublime al mando de la misión más hermosa.
Son cosquillas, un hormigueo plácido el leerte despacio...
Una sonrisa

.astrid dijo...

Tan escalofríante como todas tus palabras. ¿Sabes por que me gusta entrar aquí? Porque de verdad siento por estos rincones, aunque a ti te cueste creerlo.

.un muáh mi creador de sueños ;) Por cierto, esta estrella tiene un blog nuevecito, por si te interesa cotillear ;)

Buscador de buscadores dijo...

He llegado tarde de viaje, pero aún a tiempo para degustar tu relato.

Siempre me pregunté si realmente hay competitividad, o en cambio es todo compañerismo y buenos modales, entre los soldados de nuestra estirpe. Desconozco si se ha hecho algún estudio al respecto.

Me falla mucho la memoria, aunque recuerdo nítidamente que fuí el más rápido... ¿recuerdas tú algo más?

Abrazos, Onminayas.

Cami dijo...

ME ENCANTA ,me encanta como escribis!
un abrazo GIGANTE!!!
espero que soñemos juntos.. ese es mi sueño.

Preste Juan dijo...

-¡Joder, mi general! ¡Este relato es un asalto a la gloria, señor!

Onminayas dijo...

Hola Gara.

Perdona que te conteste ahora, tan tarde, pero un error imperdonable hizo que olvidara publicar tu comentario. Espero que lo sepas perdonar. Gracias por pasar.
Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Iliamehoy.

Yo que soy de los que viví el servicio militar cuando aún era obligatorio te doy la razón: ojalá todos los ejércitos pudieran ceñirse a lo que es éste. Y nada más.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Astrid.

Yo nunca voy a dudar de todo lo que tú me digas. Ya he pasado por tu nuevo blog, con un aspecto genial, como todos los que abres. Y además te he dejado una pregunta que sé que no me vas a contestar. Más que nada porque nunca contestas comentarios.

Muchos Besos, Astrid.

Onminayas dijo...

Yo, amigo Buscador, siempre destaqué en todo por lo perezoso, jajajaj... Sin embargo creo que en este aspecto me he debido ganar de sobra mi pensión de vejez.

Un abrazo.

Onminayas dijo...

Hola, Cami, y bienvenida.

Pues espero que sigamos soñando juntos por mucho tiempo. Nos leemos.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Preste.


Jajajajajajajaj, totalmente a la gloria, Comandante Juan, jajajaja...

Un abrazo.

Mar dijo...

Muy original la entrada. Sólo pedir un deseo: que no se cumpla el presagio de tu microrrelato :)

Comparto muchas de las opiniones de los demás lectores. Feliciadades.

Saludos

Onminayas dijo...

Bueno, Mar, creo que algunos estudios serios avalan la perdida de calidad en el esperma. Así que no iría muy descaminado.

Besos.

Arwen dijo...

Bueno xiqui, pues vengo a dejar mi "voz insolente"...xDD...para desearte: MUY BUEN FIN DE SEMANAAAA!!!!

Besos ;)
Arwen

Onminayas dijo...

Te transmito el mismo deseo para ti, Arwen.

Besos.

meg dijo...

Genial, Onminayas. Los finales siempre subrayan la calidad del relato. Gracias por regalarnos retazos de tu imaginación durante un rato que nos relaja y nos hace olvidar problemas...

Nikkita dijo...

Omninayas, llevo días leyéndote, y no me paro a comentarte. Lo hago en esta entrada, porque intentaré ponerme al día con tus relatos. Este por cierto, me ha impresionado, sobre todo el final... quien sabe si no acaba siendo realidad... :-).
Solo decirte que me pareces un grandísimo escritor, intentaré leerlos todos lo antes posible.
Un abrazo.

meg dijo...

¡Magistral el final!. Es lo que más valoro en las historias. Y tú siempre me sorprendes... Me provocas adicción.

meg dijo...

¡Magistral el final!. Es lo que más valoro en las historias. Y tú siempre me sorprendes... Me provocas adicción.

Katy dijo...

Hola Onminayas, no hace falta que publiques esto. Es solo un saludo y saber que estáis todos bien. Es que me extraña no verte por el ciberespacio, y que no comentes en ningún blog.
Espero que sea solo cuestión de trabajo.
Te dejo un abrazo.

Blog Widget by LinkWithin