DESDE EL 7 DE FEBRERO HASTA EL 15 DE MARZO PUEDES VOTARME EN EL CONCURSO DE POST 2009 YDB

Vota en el Concurso de Posts 2009 YdB Desde aquí os animo a participar en las votaciones, cliqueando en la anterior imagen. Yo participo personalmente con tres de mis post, pero os aseguro que disfrutareis con decenas de excelentes trabajos. Todos ellos los podréis encontrar en este enlace. Os doy las gracias a todos.
............................... ............................... ............................... ...............................

lunes

La Conjura










Todo comenzó en la oficina: mi jefe siempre andaba criticándome, obviando mis evidentes valores, juzgando subjetivamente todas mis acciones y negando la razón a cualquier iniciativa innovadora que le exponía. Me vigilaba inquisidoramente mientras revisaba el correo electrónico de mi esposa, o cuando la telefoneaba a casa, para comprobar si permanecía allí. Aquel seguimiento no tenía nada que ver con mi rendimiento en el trabajo: sé que se había posicionado en su favor. Recuerdo cuando se la presenté en aquella cena de empresa; me quedó bien marcado aquel brillo lascivo tatuado en su mirada... Terminó por despedirme, el muy imbécil. Nunca encontrará otro trabajador como yo.

Después empezaron a aflorar los problemas en casa. Cuando la cartera retorna vacía siempre acaban surgiendo: se reproducen como virus, y ya todo se torna mucho más cuestionable. Antes de perder mi empleo sólo manteniamos pequeñas discusiones sin importancia, escollos vanales, lo normal a lo que cualquier pareja suele enfrentarse a diario. Siempre por culpa de ella: nunca aceptó que los hombres somos hombres, y que necesitamos una libertad que le es implícita sólo al propio hombre. Me recriminaba que cada noche regresase tarde del bar... Pero todo estaba planificado: lo hacía intencionadamente, para sorprenderla de una puta vez cometiendo alguna infidelidad. Ella me lo había negado siempre, pero no podía creerla. La mujer es una mentirosa innata: es algo históricamente comprobable. Por eso empecé a regresar cada vez más tarde. No es que volviese bebido... Lo normal. Los hombres necesitamos confraternizar, intercambiar puntos de vista, para sobreponernos de muchas cosas. Las mujeres no entienden esto: son mujeres, al fin y al cabo. Pero jamás conseguí desenmascararla a tiempo: creo que alguien la telefoneaba a casa en cuando me ausentaba de aquel local de copas.

Una noche me dijo que no soportaba más aquella situación... A mí, que le he regalado todo cuanto ha poseido en esta vida: una posición, un nombre, unos hijos, incluso una dignidad como persona... Me juró que se marcharía de mi lado, y que los arrastraría en su huida del hogar. ¡A mis hijos! Le di su merecido, estaba histérica, tenía que hacerla recuperar el juicio: la mierda hay que barrerla siempre de puertas para adentro. Cualquier otro hombre en mi lugar hubiese hecho lo mismo. Cualquier otro hombre, digo. Nadie tenía que saber que me había equivocado, que erré al casarme con un mal bicho. Los niños empezaron a llorar, y a gritarme que la dejara en paz: no hay nada más nocivo que el veneno de una madre. Tuve que castigarlos también: tiene que haber alguien en esta casa que se ocupe de rehacer lo deshecho. Tienen que aprender, para que el día de mañana no se desmoronen cuando se enfrenten a la vida. Tienen que aprender quién es el que tiene la razón. Tienen que aprender a ser hombres-hombres.

Llegó el juicio; llegó el divorcio. Me robaron la casa, con todo lo que poseía de valor, y me negaron la custodia de mis hijos. Sé por qué el juez dictaminó a su favor: era un ser arrogante y afeminado. Cada vez soy más consciente del complot orquestado en mi contra.

Ultimamente empecé a tomar más copas de lo habitual: a esta situación me condujo aquella mala pécora. Ya no sólo lo hacía por las noches: había días en que perdía la noción del espacio, del tiempo. Pero las circunstancias me habían obligado a ello. Beber me anima a sobreponerme de esta sinrazón, me ayuda a olvidar. Una noche me arrojaron a golpes del bar que frecuentaba, sin motivo: yo no tuve la culpa de aquella pelea, fue aquel tipo con traje que me miraba mal. Se lo merecía. Quizás también sea conocido de ella... Todo el mundo se ha posicionado en mi contra. Echo de menos a mis hijos. Sé que ellos también me echarán de menos a mi. Si no vienen a verme, si no me llaman siquiera por telefono, es seguramente porque ella los está obligando a olvidarme, a no tener contacto conmigo. Por eso cogí el coche aquella misma noche dispuesto a volver a casa: eso es, a mi casa, porque nunca dejó de serlo. Quería hablar de nuevo con mi mujer de todas estas cosas; y de muchas más. Eso es, con mi mujer, porque nunca ha dejado de serlo tampoco. También deseaba hablar con mis hijos, y llevármelos de allí, a la fuerza si era preciso. Tenían que conocer la sucia maniobra que han urdido contra su padre. Seguro que lo entenderían. Es una maldita conjura. Todos se empeñan en llevarme la contraria. Incluso aquella indeseable gentuza que circulaba por la autovía en sentido contrario, deslumbrándome, mientras yo volvía a casa. No podrían conmigo: estaba decidido a romper con todo. Tenía que prevalecer la razón...

Ahora ya conoce la auténtica verdad, señor juez: la única verdad. Apelo a su condición de hombre... Aunque intuyo que jamás llegará a creerme, porque usted es igual que ellos: que mi jefe, que mi esposa, que aquellos conductores muertos... Su satánica mirada me regala el mismo destello insano que me dedicaron todos ellos... No me importa, tengo un buen abogado, un hombre-hombre de los de siempre. Me ha prometido que todas estas acusaciones quedarán finalmente en nada; que cuando presente las circunstancias atenuantes que ha preparado, quedaré en libertad. Y será entonces cuando pueda retornar a casa, para reconducir mi matrimonio. Será entonces, más temprano que tarde, cuando todo vuelva a la normalidad...









70 comentarios:

Elena dijo...

Excelente Onminayas, has retratado perfectamente lo que intuyo pasa por la cabeza de los maltratadores.
Negar la evidencia, creerse objeto de una conspiración y sentirse la víctima.

Mi felicitación por este relato.

Un beso.

Mar dijo...

aiiiiiiiii, me has tenido en vilo todo el relato, demasiado real para mí, porque aunque sea un relato es muy, muy real ;) Impresionate!!

Feliz semana guapo!!!

Besitossssssss

emilio dijo...

Buena historia, por desgracia la ficción de tu relato no supera la realidad, se asemeja demasiado a ella. El machismo, esos hombre-hombre que todo lo arreglan con una paliza si no es algo peor. Y que aún se creen rodeados de toda la razón para hacerlo.

Otra vez te felicito por tu relato, un abrazo.

FABIA dijo...

Espeluznante el recorrido por la mente de un maltratador, el desmoronamiento del ser humano.
Muy bueno Onminayas, pero muy bueno.
Besinos dulces.

Gabriela Maiorano dijo...

Hola Onmi!! Un relato muy bien llevado amigo. Aunque parezca terrible todavía la mentalidad del hombre roza con lo absurdo. El culpar a todo el mundo es un rasgo que muestra claramente esto.
Besossssss

Pluma Roja dijo...

Entre risa y seriedad leí este relato magnífico que nos traes el día hoy. De un pobre víctima, o un orate que quizás no sabe reconocer sus faltas. al final no me queda aclarada la duda, y sigo creyendo que quizás no, que quizas sí, es una víctima o un victimario.

Saludos cordiales Omni, siempre es una delicia pasar a leerte. Hasta pronto.

Mar dijo...

Estupendo relato, leyéndolo me vienen a la mente un montón de titulares en la prensa, detalles ocultos en él.
Estúpida ceguera, en que clase de cuna se habrá engendrado.
Un beso.

Eliane dijo...

Felicitaciones Onminayas... muy bien el tema para el Dia Internacional de la Mujer... esto sucede aún por todos lados!
Un gran abrazo!

TORO SALVAJE dijo...

Me temo que refleja muchas realidades.
Que horror tanto animal suelto.
Hombres como bestias.

Saludos.

Nefertiti dijo...

Has tocado un tema duro, pero real, muy real, creo que no lo podías haber escrito mejor, aunque si te soy sincera, pensaba que el final era otro, yo tiraba mas por el asesinato o suicidio.
Besossssssss

Bichita23 dijo...

Om esto no es sueño es una pesadilla. Una opción todo contra mi, los demás siempre tienen la culpa. En mi mundo del Derecho es común y sabes a veces sólo a veces dan ganas de decirle Adios usted no merece ser oído.Es difícil asumir responsablemente nuestras conductas.
Excelente Om como siempre un beso

Eleanor dijo...

Onminayas! Adoro tus letras. La forma en que te expresas.
A esta altura, sos uno de los mas grandes que sigo y adicta confesa.
Las palabras insolentes, desprende enormes dosis de magia y talento!
Te felicito! Un beso o 2!

Arwen dijo...

Genial relato como de costumbre Onmi y como ya nos tienes acostumbrados. Por mi parte espero que el juez desestime las apelaciones del abogado defensor y que el tipo en cuestión se pudra en la cárcel.

Un besote gigante!! ;)
Arwen

Verónica dijo...

La normalidad .... Sí, siempre hay una razón para todo, siempre se encuentra un motivo para todo, siempre se puede ver todo desde otro punto de vista ...

Da verdadero miedo leerlo desde dónde lo has escrito, desde la normalidad más absoluta, desde el es posible cada día.

Un beso

iliamehoy dijo...

Cuando el mundo se nos vuelve conjura, el demonio ya anidó y ensombreció la cordura. Luego, la caída al abismo parece lo más sensato,la única verdad irrefutable.
Una sonrisa

lady marmalade dijo...

Excelente narración Onminayas...Y pensar que existen hombres que piensan y actuan asi... que hijo de su madre, necio, machistas y demás epitetos que se te puedan ocurrir...
Mi imagino que está relacionado al día internacional de la mujer... Te mando un abrazo... que estes bien

Sombragris dijo...

EScalofriante y real como la vida misma.Doliente como pocos.CAda vez me gustan mas tu micros.Un abrazo

Arantza G. dijo...

Bestias! hay muchos por hay..
Su cabeza solo puede ser un abrevadero de cerdos.
Besos

Onminayas dijo...

Hola, Elena.

Gracias: has captado perfectamente mi intención.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Mar.

Es sólo una ficción; pero por desgracia la mayoría de las veces la realidad se ve superada por ella.

Muchos besos, Mar.

Onminayas dijo...

Hola, Fabia.

Gracias. Aunque no deja de ser una ficción, me resultó duro escribirlo... Y mucho más publicarlo.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Emilio.

Así es: por desgracia tengo que darte toda la razón, aunque en esta ocasión me hubiera gustado no hacerlo.

Un abrazo.

Onminayas dijo...

Hola, Gabi.

Esa sinrazón tiene que acabar; tiene que acabar... Pero la herida continua sangrando a diario.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Mar.

A mí, en particular, no me gusta este relato... Pero sentía la necesidad de escribirlo y así lo hice.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Pluma.

Siento decirte que el personaje del relato bordó contigo su papel de encantador de serpientes... Cómo suelen hacer muy bien estos canallas, consiguió engañarte al llevarte a su terreno. Pero, con máscara o no, nunca dejó de ser un malnacido.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Eliane.

Así es por desgracia: por todos lados.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Toro.

Los rediles de hoy en día, esperando su sacrificio, están llenos de animales equivocados.

Un saludo.

Onminayas dijo...

Hola, Nefer.

Como ya he dicho antes, me costó trabajo escribirlo y mucho más postearlo. Pero creo que de cualquier manera posible hay que seguir manteniendo viva aquella llama contra la sinrazón.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Bichita.

Si eres abogada, entiendo como puedes sentirte cuando topas con este tipo de elementos.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Eleanor.

Gracias por tus elogios. Siento tener que escucharlos por este post.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Arwen.

Me gusta seguir creyendo en la justicia... Pero por desgracia da la sensación de que aquella proteja más al malhechor.

Besos. Tu criptex me tiene loco, de verdad.

Onminayas dijo...

Hola, Verónica.

Créeme si te digo que hasta a mí me da rabia releerlo...

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Iliamehoy.

Si aquel abismo fuese realmente físico, y no espiritual, estaría bien para que fuesen despeñándose todos aquellos...

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Lady.

Aproveché este día para postearlo, sí. Gracias por tu visita.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Sombragris.

Me gusta pensar que la música y la literatura ayudan a concienciar las almas...

Un abrazo.

Onminayas dijo...

Hola, Arantza.

Flaco favor les haces a los pobres cerdos si pretendes nutrirlos con aquella bazofia...

Besos.

xTo=-vs-=naRco dijo...

Excelente! un retrato de gran sobriedad. Nunca fallas...

Y ese abogado me suena al demonio. Al alcohol. Al yo interior que no solo los maltratadores, sino los asesinos en serie, pederastas, incluso ludópatas, etc albergan en su cerebro. Aquellos que se resisten a admitir sus problemas, porque ante el resto de la sociedad se les alza un muro de 500 pies en sus narices, y lo único que les queda es escalarlo... porque por más que lo intenten romper, siempre se darán el golpe.

Un gran abrazo!

Mar dijo...

Pobrecito, todo se confabula contra él... vaya, cuando esté solo, será su sombra la culpable de las cosas que le pasen.

Onminayas, muy bien recogido lo que cada día se ve (no debería verse, pero por desgracia se ve). Si quiero añadir, al tema que tu relatas, es que a veces,las que menos, son los hombres las víctimas y las mujeres, verdugo.

En cualquier caso no más violencia de género. Nunca.

Bss.

ichirinnohana_is dijo...

Un gran texto, sí señor =D

Besotes!!!!!

Claudia. dijo...

qué hijazo de puta (el personaje, no tú, obvio). y lo leo justo en el día internacional de la mujer, mira la paradoja.

laMar dijo...

Me quedé sin palabras. No se puede retratar mejor el día a día de tantas mujeres. Cada una de tus palabras es una realidad, lamentablemente.
Un abrazo enorme

Srta. Bye dijo...

Empecé estudiando derecho, y lo dejé. Me asustaba el poder que de repente podías llegar a tener sobre la gente.

Un gran texto Onminayas, como siempre.

Un abrazo enorme

Reflexiones de Emibel dijo...

Hace unos días leí tu relato y me fuí de tu casa impresionada sin poder decirte nada.
Hoy vuelvo, lo releo y no puedo irme en silencio.
Fotografías a la perfección la mente de un maltratador, sin dejar detalle, cuidando cada coma, cada sílaba.
Creo que los maltratadores deberían leer tu relato para que se vieran reflejados.
Me encantó leerte, Emilio de Noches Blancas me recomendó tu blog, así que agradecida a los dos.
Un abrazo.

Abismo dijo...

Una lástima que aún haya muchos de esos .... todavía sueltos.

Besos desde el abismo

Felix Casanova Briceño dijo...

Onminayas...

Magnífico como siempre amigo. Has relatado como nadie los pensamientos internos de esos hombres tan posesivos que incluso llegan a tejer sus propias mentiras en su cabeza, pensando que todo está en su contra, el juez, su mujer, su jefe, sus hijos... Aunque algunos hombres sufren la perdida de todo sin merecerlo (yo conozco más de uno y la justicia debería ser igual para todos) no es menos cierto que este tipo de hombre que tu citas no merece el calificativo de tal...

Un abrazo paisano

cuchu dijo...

Me has tocado de lleno en el corazón....una hermana mía sufrió durante años los malos tratos de un Hombre-Hombre.Pensaba, bueno y seguirá pensando exactamente igual que en tu relato... Pudimos salvarla a tiempo, escondiéndola en un pueblito muy pequeño durante un año y medio. El alcalde nos ayudó no registrándo a las niñas en ninguna parte...aunque estaban escolarizadas.
Hoy son mujeres libres, aunque marcadas para siempre.

Muchos besos Onmi

vuelo de hada... dijo...

Terrible!
Machismo!
Es un hdp jaja perdón me emocioné ups!
La verdad es que conozco muchos que son cerrados en su ideas y terminan golpeandose con el mundo y aunque se equivoquen una y otra vez siguen pensando lo mismo uy que brutos son a ratos jaja
Pero ya este estaba muy mal mi amigo, síntomas de locura para evadir culpas y creer que su comportamiento es por ser vícitma de un complot, en fin.
Que locura!
Un abrazo y muy buen esta historia.
Es tuya? jjajajjajaja

Gala dijo...

Todo el mundo en su contra si, pero ese ser hombre-hombre le llevó a ello.

Genial Onminayas, genial.

Un beso

Onminayas dijo...

Hola, Xto.

Gracias por tu comentario.

Un abrazo.

Onminayas dijo...

Hola, Mar.

Creo que este tipo de gente perdió incluso su sombra hace ya tiempo...

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Ichi.

Gracias por tu visita y comentario.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Claudia.

Te doy la razón... Y quedaba sobreentendido.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, LaMar.

Un día a día que a veces no vuelve a amanecer...

Besos.

Onminayas dijo...

Hola Srta Bye.

Estoy seguro de que hubieras llegado a ser una buena profesional.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Emibel.

Gracias por permitirme visitar tu espacio. Fue un placer compartido.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Abismo.

Es sangrante, sí. A veces da la sensación de que no existiese la ley.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Felix.

Es cierto, amigo Felix. Existen los hombres y los animales. Y aquel no pertenece a ninguno de los dos grupos.

Un abrazo.

Onminayas dijo...

Hola, Cuchu.

Sabía que este texto podía reavivar algún doloroso recuerdo... Pero fue mi granito para seguir manteniendo viva la lucha contra aquella sinrazón.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Vuelo.

No me ofendes: es un calificativo que quizás le venga muy corto.

Besos.

Onminayas dijo...

Hola, Gala.

Aprecio tu punto de vista: ciertamente era una conjura real, y él se la ganó a pulso.

Besos.

Susurros Mortales dijo...

Me ha gustado tu manera de relatar esta historia, aunque me ha costado leerla. Por desgracia hay hombres-hombres que no acaban como este hasta que es demasiado tarde o que por temor de sus mujeres o de sus hijos se tiran así toda la vida. Desde aquí quisiera apoyar y animar a las mujeres en esa situación a dar el paso, a confiar en la gente que las quiere, a no sufrirlo en silencio, porque por desgracia no todas las mujeres que soportan malos tratos pueden llegar a contarlo.

Besitos Onmi

Delio dijo...

Elogio tu valentía por mostrarnos la maquinaria de un indivíduo como ése. Genial esa vuelta de calcetín que le haces al personaje mientras escuchamos su escalofriante "monólogo interno". El protagonista razona y justifica muy bien sus pensamientos (eso lo hace aún más hiriente) y despliega ante nosotros toda una galería de espejos deformantes donde nos aterra reflejarnos. Asusta pensar que ese monstruo viva cercano a nosotros, en el piso de arriba, en la familia, en ese compañero con el que compartimos una cerveza y reímos sus chistes y comentarios. O en un mal sueño de nosotros mismos. Los sueños pasan pero las pesadillas permanecen.
Felicidades.
Un abrazo.

Elena dijo...

Solo venía a decirte que gracias por acordarte de mí... y por tus besos.

Respecto a este relato, por suerte o por desgracia, en mi trabajo vivo y convivo cada día con situaciones similares a las que describes.
Personas (que no solo hombres) que se justifican una y otra vez. Siempre lo mismo: el mundo contra mí.

Y en ocasiones pretenden convertir a la víctima en verdugo...

Me ha gustado mucho, pero eso no es nada nuevo...

Muchos besos, Onminayas.

salvadorpliego dijo...

Para darle una sentencia le diría: la muerte... no hay de otra.

Buena esta historia. Gracias por compartirla.

Saludos.

Arwen dijo...

Onminayas....disfruta mucho y te deseo muyyyy buen fin de semana! y que pronto nos traigas más maravillas como estas para seguir deleitandonos y por supuesto algún que otro criptex para la 2ª edición...ja,ja,ja....

Besotes! ;P
Arwen

Geles Calderón dijo...

Espécimen muy habitual entre el género masculino, por desgracia.

Muy bien relatado, enhorabuena!

Besos.

Katy dijo...

Hola Onminayas ojalá que esto que has escrito perteneciera al reino de las ideas, pero tu relato no es cuento esta vez, sino real como la vida misma. Conozcoa algún que otro caso así de dramático y traumático.
"Cuando la pobreza entra en casa, el amor sale por la ventana" El hobre se consuela con la bebida y los fantasmas se apoderan de la mente,empiezan las obsesiones que terminan asi, exactamente como lo dejas entrever, malos tratos, alejamiento y a veces un final trágico. ¿Por que ese empeño en buscar un diálogo?
Muy bien conducida la trama y dosificada la intriga.
Un beso y feliz finde

POLIDORI dijo...

Analizar para entender, que no comprender, un fenómeno en el que apenas nos estamos interesando unos años es muy importante.

Ojalá muchos "profesionales" de la cosa leyeran esto.

Un abrazo.




John W.

Tini dijo...

Ufffff se me han puesto los pelos de punta!!! y más porestar escrito en primera persona.... Aperendermos algun dia a caminar los unos al lado de los otras? y viceversa? Es que no quiero vivir ni encima ni debajo.
Bueno quiero felicitarte por tu blog que he visto en cataBlogo.Saludos!!!

Maquillaje y Estética Tammystyle dijo...

Buenas tardes, hemos encontrado su Web en Google y nos gustaría proponerles un intercambio de enlace (texto). Nos beneficiaría a ambos, mejorando nuestra posición en todos los motores de búsqueda.

Aprovechamos para ofrecerle nuestros servicios como estudio creativo (diseño web, gráfico, impresión y vídeo).

Agradecemos su tiempo y disculpen las molestias.

Miguel Ángel R.C.
Responsable de marketing.
info@websmultimedia.com
Websmultimedia.com

Blog Widget by LinkWithin